Me encantan el sabor de las galletas “Jengi” y con ese exceso de jengibre y canela que tanto me gusta, he hecho una versión de mi tarta de zanahoria. Una delicia sin remordimientos para disfrutar en cualquier momento y con la que empezar la semana a lo grande.

Ingredientes

-3 zanahorias medianas (peladas)

-8 dátiles sin hueso

-2 huevos

-2 cucharadas soperas bien colmadas de harina de centeno

-2 cucharadas soperas igual de colmadas de salvado de avena

-1 sobre de levadura en polvo

-1 yogur 0% MTG (si no tomas leche sustituye por medio vaso de leche vegetal y una cucharada de postre de coco rallado)

-media taza de compota de manzana (si no te da tiempo, compra alguna sin azúcar añadido, yo suelo tener en la despensa)

-una cucharada de postre bien colmada de canela cucharadita de postre de canela

-1 cucharadita tamaño café de jengibre molido

-1/2 cucharadita de postre de aceite de coco

Para la cobertura (que es opcional, sin ella también está muy buena)

-media tarrina de queso para untar 0% MTG

-una cucharadita de sirope de ágave

-coco rallado

-una ramita de canela, unas onzas de chocolate Valrhona Blond Dulcey

Preparación

Tritura las zanahorias y los dátiles pelados, reserva. Los dátiles sustituyen al azúcar.

Bate los dos huevos en un bol, añade el yogur y la compota de manzana (yo suelo hacerla y la congelo, en esta ocasión usé una preparada sin azúcares añadidos. Si queréis saber mi receta, decidme y la publico en breve)

Mezcla y añade la zanahoria y dátiles triturados, la canela y el puñado de nueces peladas y troceadas. Mezcla y añade la harina de centeno y el salvado de avena. Usando salvado de avena, se consigue más saciedad, por lo que te darás cuenta que con un trozo de tarta, te basta y podrás controlarte para no comértela entera (aunque no se te quite de la cabeza que está en la nevera ja ja) Mezcla y añade la levadura. La textura tiene que quedar consistente, no demasiado líquida, añade algo más de harina si ves que es así.

Engrasa un molde para bizcocho con el aceite de coco y añade la masa. Calienta el horno 10 minutos e introduce la masa, los 5 primeros minutos a temperatura alta y 15 minutos a temperatura media. Depende del horno quizás necesites un poco más o menos o quizás algo de gratinador, usa un palillo para comprobar que el bizcocho se ha hecho. La pasta queda esponjosa y cremosa, pero no húmeda, te será fácil ver cuando ya está listo.

La cobertura es opcional, simplemente es mezclar el sirope de ágave con el queso, untar el bizcocho una vez esté frío y decorar con el coco y espolvorear con canela, unas onzas de chocolate y una ramita de canela.

Si probáis, etiquetadme en redes sociales.

#auroravegacook #avlifestyle