Cuando entro en una tienda VINTAGE una sensación extraña me recorre el cuerpo, pero me gusta. Cada una de sus prendas parecen querer contarme sus historias, los momentos que han vivido, los que les quedan por vivir, la ropa VINTAGE es inmortal.

Las ropa de antaño, se confeccionaban con mucho cariño y de una forma única, por eso precisamente son tan especiales. Creo que en el momento en el que las personas dejaron de implicarse en la confección de una prenda, dejando paso a las máquinas, fue precisamente, el momento en el que la ropa perdió su valor y su verdadero significado. Por eso aprecio tanto las prendas confeccionadas a mano por sus propios diseñadores, son las mejores.

Para nuestras abuelas un vestido era un tesoro para conservar y para nosotras un vestido es algo que apenas estará con nosotras una temporada.

Una prenda VINTAGE es aquella que tiene más de veinte años, pero siendo sinceras ¿creéis que alguna de las prendas de vuestro armario llegará a llevar este apellido?

La mayoría de las prendas nos cuesta incluso que duren una temporada ¿verdad?

Del mío, las que se van a salvar son aquellas que me han hecho a medida, mis propias creaciones, alguna prenda (poquísimas…) de ZARA STUDIO o WOMAN (que suelen ser de mejor calidad) y las que ya son VINTAGE y lo seguirán siendo.

Hoy por hoy, tenemos moda de usar y tirar y se busca sobretodo la NOVEDAD, dejando en un segundo plano a la CALIDAD. Algo que tampoco está mal y aún considerándome una amante de la moda y engulle tendencias, me quedo con esas prendas veinteañeras que nunca pasan de moda.

Para asistir a la cata de vinos de la que os hablé esta mañana AQUÍ por fin estrené esta blasier vintage que compré el año pasado. Fue en la inaguración de la sección VINTAGE en la tienda PIEL DE GALLINA (c/ Brossa 7, Palma) y os la mostré AQUÍ. Si no la había estrenado antes es porque estaba indecisa con las enormes hombreras que tenía, el estampado ya me parecía too much, así que al final opté por modificar los hombros y darle una forma más normal y menos ochentera.

Como veis, cambio de look, me cortado el flequillo y un buen corte de puntas, que ya le hacía falta, además de un tono más cobrizo. Me gusta que la melena acabe en pico por la parte trasera y con este último corte lo he marcado algo más.

El bolso, es uno de mis preferidos, me gusta tanto el color como el toque de los flecos y se puede combinar con casi todos los estilos.

blasier vintage: Piel de gallina

camiseta: ZARA aw 2011/12

jeans: ZARA SS 2012

botines: ZARA AW 2011/12

bolso: ZARA old

reloj: Michael Kors

LOVE VINTAGE…

¿vosotras?