En un mundo donde los que mandan (o abundan) son los hombres, hay una mujer a la que le sigo la pista desde hace tiempo y que me encanta.

Nina Kraviz es una joven procedente de Siberia: cantante, productor y DJ.

Fue en el 2009 con “Pain in the Ass” cuando llegó el éxito a su carrera y su música empezó a ser seguida de cerca por muchos, entre los que me incluyo. Desde entonces, su trabajo está más que reconocido.

Ello le ha llevado a recorrerse el mundo con su música y ha estado pinchando en los clubs más prestigiosos, como Panorama Bar, Fabric, Fuse, Goa, Space y muchísimos más.

Podéis verla en acción AQUÍ

Su música es muy personal y su forma de moverse y comportarse detrás de los platos es sin duda algo que sólo le sale así a ella… Baila con frescura y vive cada segundo de sus sesiones (a veces incluso con voz en directo) transmitiéndolo al público. Pero sobretodo, que lo hace realmente bien!

Nina es una chica con aspecto muy chic, una cuidada media melena y una piel envidiable. Se sale de lo común respecto a como suelen vestir las DJs normalmente, que son mucho más casuales. Ella siempre elije estilismos sofisticados y su sello de identidad, sus labios rojos.

Que queréis que os diga, pienso que tiene un rollo increíble y mucho morbo ver a una mujer como ella de DJ.

Añoro su época con flequillo, me encantaba como le quedaba!

En esta semana repleta de festivos, os aconsejo buscar sus vídeos en youtube y si os gusta la música electrónica, ya veréis que mientras os arregláis para salir os vais animando con ellos…

Sus sesiones nunca tienen el mismo estilo, ni siguen la misma línea, pero siempre gusta.

Os dejo con uno de mis preferidos dentro de sus temas:

Nina Kraviz – I’m Gonna Get You – Mendo Remix

                ¿Habéis oído hablar antes de Nina Kraviz?

AURORA VEGA