La receta que os traigo hoy no necesita pasar por fogones ni por el el horno, por lo que es muy pero que muy fácil. Saqué la idea de un restaurante mexicano, Guacamola (calle San Magín en el barrio de Santa Catalina) que os recomiendo visitar si os gusta la cocina mexicana, sus tacos son simplemente, espectaculares. Otra de las delicias de su carta, son sus nachos, que sirven no con queso fundido, sino con queso crema, guacamole y otras cosas muy ricas (y picantes) He de decir que para que mis nachos estén igual de buenos les falta mucho, pero esta receta es bien simple y con ingredientes fáciles de encontrar. Al no necesitar horno, son perfectos para llevar a la playa o de picnic, en ese caso, os recomiendo guardar cada una de las salsas en recipientes separados para que no se ablanden las tortitas de maíz. Esta receta se diferencia porque no es nada pesada y a no ser que tengas ciertas intolerancias al maíz o a la lactosa, saludable. La uso muchísimo los días que me apetece comer algo rico o cuando tengo invitados en casa.

Ingredientes

1 bolsa de triángulos de maíz (yo los compro de cultivo ecológico en Lidl), 1 tomate, 1 cebolla roja, 2 aguacates, 1 ajo, cilantro, pimienta negra, pimentón rojo dulce, salsa picante tipo tabasco, aceite de oliva, queso crema (yo usé Philadelphia light)

Preparación

Si tienes picadora, pon el tomate, la cebolla, el ajo, media cucharadita de café de pimentón rojo, una pizca de sal, una cucharada sopera de cilantro durante cuatro segundos, la idea es que quede picado, no triturado, sino pícalo todo a mano muy finito. Añade un chorro de aceite de oliva y unas gotas de salsa picante (a tu gusto, a mí me encanta el picante, así que le pongo bastante) De esta mezcla, deja la cuarta parte en la picadora y reserva el resto, añade la carne de los aguacates, el zumo de la lima, un poco de pimienta y pica hasta que quede el guacamole triturado, sino tienes picadora, chafa hasta conseguirlo con ayuda de un tenedor. Pon los triángulos de maíz en un bol y añade un par de cucharadas de queso crema, la misma cantidad de guacamole y mezcla de tomate, decora con gajos de lima y cilantro. Además, si te apetece, puedes añadir germinados o alubias pintas. Si no te gusta el cilantro, puedes usar orégano.

La mejor compañía de este plato es una Corona bien fresquita… ¡a disfrutar!

#auroravegacook

AURORA VEGA