Ha pasado poco más de un mes y sigo recordando el evento como si lo acabara de disfrutar, un evento fascinante de los que no se olvidan porque la historia que hay detrás, el camino que se ha recorrido hasta organizar un evento así, no se consigue más que con mucho esfuerzo y trabajo de personas con magia.

Os lo voy a contar desde mi punto de vista, viví el evento como si fuera un cuento de hadas, una preciosa historia de personas que siguen sus sueños y consiguen cumplirlos por todo lo alto y ya sabéis que soy muy fan de las personas luchadoras, porque son ellas las que nos muestran que si se quiere se puede y que todo es posible y este mundo necesita personas así.

Cuando recibí la invitación a la presentación de la colección “COMPROMISO” de Nicolás Joyeros de la mano de Tania Baides, tenía claro que iba a ser algo especial, primero porque Tania me tiene mal acostumbrada ya que es un espectáculo todo lo que organiza (aunque hay que decir que en esta ocasión la cosa fue algo de otro mundo) y segundo, que es una empresa a la que le tengo especial cariño, ya que mis abuelas habían comprado joyas y algún reloj en esta joyería, que arrancó la familia Pomar hace 90 años.

La presentación tuvo lugar en la prestigiosa clínica privada MARIGAN CLINIC, empezando en su espectacular patio con un coffee break firmado por Lluis Pérez Pastisser, donde entre otras cosas se sirvieron cocas inspiradas en los aromas de la Tramuntana. Pudimos degustar estas delicias mientras la banda The Alp Collective (Panela! productions) ponía banda sonora a la llegada de todos los invitados. Al inicio del evento, tan solo con el ambiente que ya se había creado, yo ya estaba inmersa en el cuento de hadas de #compromisonicolas

Una vez nos saludamos, presentamos, y pasamos por el precioso fotocol, pasamos a una de las salas de MARIGAN CLINIC, sala por cierto acondicionada por Jaiak, donde el Sr. Nicolás personalmente nos hizo una entrañable presentación de Nicolás Joyeros y compartió con nosotros su particular punto de vista sobre el mundo de los diamantes. Este fue el punto que más me gustó y os podría hablar de tallas, colores, etc, etc, pero no va a ser así, porque si queréis apreciar el valor de un diamante, es un profesional el que os tiene que contar su historia y en Nicolás Joyeros sabrán cómo hacerlo, yo ahora mismo sólo podría repetir algo de lo que no entiendo. Fue el momento que recuerdo como el más especial del evento porque la persona que hablaba nos contó una historia preciosa, de cómo fueron los comienzos de su empresa, de cómo sus padres querían que estudiara y él quería hacer lo que hacía su padre: la joyería, las tallas de diamantes, era su pasión y luchó por ella y fijaros hasta dónde ha llegado, jubilándose en la misma empresa, empresa que sigue en marcha y más que nunca, disfruta de su éxito. Para mí, no hay lugar a dudas, una empresa en la que trabajan personas que aman lo que hacen y eso salta -y se siente- a la vista. Estas son las cosas por la que vale la pena tener un blog e informar a través de él, que personas como el Sr. Nicolás te cuentan como en sus inicios, montaron una peluquería para que las mujeres subieran al piso de arriba y mientras las peinaban, se enamoraran de los diamantes… entre muchas otras anécdotas ¡grande Sr. Nicolás!

Después de la presentación, pasamos a otra sala donde Andrea Pomar (directora de Nicolás Joyeros) nos presentó la colección COMPROMISO de Nicolás Joyeros, una colección para las novias actuales que buscan diseños únicos y exclusivos, cada una de las piezas tiene a sus espaldas un cuidadoso trabajo, elaboradas con oro blanco, rosa y amarillo y por supuesto, los diamantes, que sellan piezas para toda la vida.

Para la ocasión desplazaron la mesa de engastador que atesora la familia desde hace más de 100 años y en la que se siguen engastando todas las piezas propias de Nicolás Joyeros, otro de los detalles que me dejó enamorada, que me gusta lo vintage.

También se presentó la colaboración con el ilustrador Jaume Vilardell, que dibujó 5 de las piezas más emblemáticas de la colección COMPROMISO y Nómada de Nicolás Joyeros, un artista que tuve como compañero de mesa.

Tras la presentación, pasamos de nuevo al patio de MARIGAN CLINIC, donde disfrutamos de un aperitivo para pasar poco después a su galería, Lluïsa Llull había conseguido crear la identidad de Nicolás Joyeros a través de cada uno de los componentes de la mesa, toques mediterráneos y tropicales en la decoración de Tinons Floral Designer y vajilla de Jaiak. De la mano de Macarena de Castro, Jardín Catering sirvió el almuerzo y RULLAN NAVARRO, se encargó de los vinos y cava. Con sus temazos (Paco Colombás casi me haces saltar de la silla para pegarme unos bailes jajaja)  los DJs Dr. Rock y Jason Todds Vinyl Set (Panela! Productions) terminaron de conseguir un ambiente perfecto.

A los asistentes nos obsequiaron con un plato anillero, edición limitada de la firma de cerámica Vimbi Vimbi que muy pronto os mostraré en cuanto termine mi vestidor, un bonito recuerdo del evento.

Ni que deciros que si tenéis en mente casaros en breve, tengáis en cuenta cada uno de los colaboradores que os he mencionado… Enhorabuena Nicolás Joyeros por la trayectoria, por la preciosa colección COMPROMISO y enhorabuena a todos los que participaron en este evento, consiguieron que fuera algo mágico, en especial a los organizadores  por Nicolás Joyeros, Tania Baides y Lluïsa Llull.

Fotos: Barbara Vidal, Aurora Vega

 

AURORA VEGA