Amo Madrid, bueno en realidad, a veces también la odio, os he hablado más de una vez de mi relación tormentosa con la ciudad, pero tiene ese no sé qué, qué sé yo, que hace que no pueda vivir sin ella.

A veces, entre tanto tráfico, tanta gente, a ese ritmo frenético y ese ambiente de corre… que mañana se acaba el mundo! necesito respirar y se me hace difícil encontrar un lugar donde relajarme un momento y tomar aire en mis viajes a Madrid. Creo que lo de anotar las cafeterías que me gustan en las revistas de moda, no es buena idea, siempre están abarrotadas. Pero de vez en cuando, la capital me sorprende (por eso la quiero) y cuando piensas que te has perdido por sus calles, te encuentras con el paraíso. Quien eligió el nombre de Vacaciones Cocktail Bar, sabía lo que hacía, un oasis en el barrio de Malasaña (Espíritu Santo, 15, Madrid) en el que entras y a los dos minutos ya te parece que sea imposible que lo que hay fuera sea el centro de Madrid, te parece escuchar el mar de fondo y os puedo asegurar que hasta el ambiente huele a sal, sí, el brunch que me tomé en este bar, fueron unas vacaciones perfectas de mis vacaciones en Madrid.
vacaciones-cocktail-bar

vacaciones-cocktail-bar-madrid

vacaciones-cocktail-bar-2

Era la hora de comer pero había desayunado poco, así que porque la palabra brunch estaba inventada, que sino… no me apetecía un menú pero tampoco me bastaba un bocadillo, así que cuando vi su brunch por 14 euros, entré a probar sin pensármelo. Para empezar, un zumo de naranja con fresas naturales y un yogur griego con miel y muesli.

vacaciones-cocktail-bar-5

Con esto y el ambiente tranquilo, yo ya era feliz… Más tarde llegó el croissant con mantequilla y la bolita de donut que guardé como postre (aquí cada uno elije el orden de sus comidas) ya que casi al mismo tiempo llegaban a la mesa un grupo de panes surtidos y otras cosas ricas con las que monté una fiesta: hummus, paté y tomate.
vacaciones-cocktail-bar-7

vacaciones-cocktail-bar-9

vacaciones-cocktail-bar-6

Continué con una cazuelita de tortilla a la benedicta (también puedes elegir ensalada César) y por fin, terminé con un café americano y los dulces que había reservado. Os puedo asegurar que me quedé más que saciada y que incluso, para desayunar, se puede compartir perfectamente un brunch para dos… y sino probé sus cocktails es porque iba sola y no me gusta beber sola, porque tenían una pinta…

vacaciones-cocktail-bar-4

vacaciones-cocktail-bar-10

Un lugar al que sin duda volveré y que me gustó muchísimo, por lo que lo recomiendo.

AURORA VEGA