Una de las cosas que más me relajan y me cargan de energía, es ver la puesta de sol. Aquí en Mallorca, tenemos la suerte de contar con puntos donde el sol se pone sobre el mar, ver como poco a poco el cielo se tiñe de naranja y el sol, como si fuera una bola de fuego que se apaga al adentrarse en el agua… es mucha magia para tan solo unos minutos. El Mirador de Sa Foradada es uno de los mejores lugares para ver la puesta de sol en la isla, ya el camino para llegar aquí desde Palma es todo un espectáculo, al que conduce hay que recordarle que mire al frente, os lo aseguro. Deià es en mi opinión y en la de muchos, uno de los pueblos con más encanto de Mallorca, al bordear la costa en sus carreteras, te introduces en un mundo de fantasía, es como si usaras el mejor filtro del mejor programa informático, pero sin trucos.

mirador sa foradada

mirador sa foradada

mirador sa foradada

mirador sa foradada

mirador sa foradada

En estas fotos que tomé el pasado domingo no hay filtros ni trucos, así es la luz y el calor de la puesta de sol desde Sa Foradada, mirador que debe su nombre a una roca que sobresale del mar con un pequeño agujero y que cuenta con un restaurante Mirador Na Foradada donde disfrutar de la magia comiendo o tomando una Coronita en su chiringuito.

mirador sa foradada 3

mirador sa foradada

A veces se nos olvida que tenemos a nuestro alcance estos regalos de la naturaleza, gratis y con un valor incalculable, tenemos suerte de vivir en esta isla y si nos visitas, debes concederte el lujo de ver la puesta de sol desde este mirador. Hace ya algún tiempo que dentro de mis obligaciones semanales, está la de ver una puesta de sol, pero hacia tiempo que no veía una tan especial y en tan buena compañía…

AURORA VEGA