Un post muy breve para contaros mi última perdición: los cruffins. ¿Habías oído hablar de ellos? esta mezcla de croissant y muffin, se puso de moda en las pastelerías de San Francisco y no tardó en cruzar el charco. Llevaba tiempo viéndolos en Instagram, en concreto en la pastelería Bits of Glory y Juana, que siempre me descubre sitios nuevos, me llevó a desayunar. Si sois habituales por aquí sabéis que no tomo azúcar, ni harina de trigo, pero de vez en cuando me doy un capricho, claro que sí! y no me vale con cualquier galletita de supermercado. Mis caprichos dulces los elijo a conciencia, hechos de forma artesana y con mucho cariño.

📍Bits of Glory

En concreto probé el cruffin de crema catalana, recomendado por Silvana (la persona que encontrarás atendiendo y que es encantadora) y  buff, no te tengo palabras para describirlo, muy, muy rico…

Pero no todo son cruffins en Bits of Glory, puedes encontrar empanadas, bizcochos de soletilla, nubes caseras, tartas… se especializan además, en endulzar momentos inolvidables, como cumpleaños, bodas, comuniones, aniversarios… os recomiendo que os paséis por su página de Facebook y echéis un vistazo, aunque, aviso… ¡os va a entrar hambre! jajaja

Conmigo se vino a casa esta deliciosa granola de espelta, que os recomiendo porque está buenísima:

Que sí, que pecar de esta forma de vez en cuando, es saludable y necesario. El que no haya pecado ya, que vaya a pecar, que todavía hay tiempo…

AURORA VEGA