Cuando nuestra piel se broncea, no es ningún secreto, favorece de una forma espectacular. Aunque eso sí, sin pasarse, porque reconozco que en momentos de mi vida he llegado a estar demasiado morena y la verdad que además de envejecer nuestro aspecto, también estamos dando un machaque innecesario a nuestra piel y por lo tanto, también envejece sin ser un efecto visual, el sol envejece nuestra piel de verdad.

Cuando llega el verano, una de las cosas por las que estoy más feliz es por poder lucir morena, empezar a usar colores que en invierno no he podido y sinceramente, además de por lucir moreno porque me encanta ir a la playa y dejar pasar las horas escuchando el mar y tomando el sol tumbada en la arena.

Me ha parecido interesante preparar un vídeo con algunos consejos sobre cómo conseguir un bronceado bonito, porque morenos (o fritos al sol) nos podemos poner en un día, pero a los pocos días se van el «achicharramiento» y lo que nos queda son manchas provocadas por el sol, la piel «se pela» y del moreno… ni rastro.

Para conseguir un moreno que nos dure y uniforme hay varios factores a tener en cuenta, desde exfoliar bien nuestra piel antes de exponerla al sol…

…Utilizar crema solar adecuada (por lo menos factor 30) y constantemente…

Y ayudarnos con alimentos que nos van a ayudar a conseguir un bonito bronceado ya que estimulan la formación de melanina, como las espinacas, el mango, las cerezas, el melón…

 

 

Mi alimento preferido para ayudar a mi piel a lucir bonita en verano es un batido de mango y zanahorias

Imagino que muchos de los trucos ya los conocéis, pero como siempre hay cosas que nos cuesta llevar a la práctica, así que espero que el vídeo por lo menos os sirva para poneros manos a la obra: