En muchos de los armarios en los que he trabajado en las últimas temporadas, me he encontrado con faldas metalizadas y siempre con el mismo problema: no me la pongo porque no sé cómo combinarla. Se pueden crear looks muy atrevidos con ellas, pero también otros aptos para el estilo natural o personas más clásicas. Una de las fórmulas es mezclar la falda con prendas en la misma gama de colores, en tonos grises y añadiendo un color neutro como el beige para dar luminosidad, como he hecho en este look, le he dado un toque más cañero eligiendo un jersey con tachas y aberturas en las mangas.

cazadora: Zara, bolso y falda: Mango, jersey: Diviniti Palma, gafas de sol: D&G, reloj: CASIO

Esta falda como más la llevo es con sudadera y deportivas para días en los que no paro ¿queréis ver este look?

 

AURORA VEGA