En estos días que se acerca Halloween y que abundan las calabazas en las tiendas, esta receta es una buena opción. ¿No sabes que hacer con la pulpa de la calabaza que has vaciado? Yo te doy la solución y además, con una receta ligera.

001Perfecta para tomar como primer plato, cena si lo acompañas con ensalada o para picar entre horas.

Ingredientes para una tarrina (molde tipo pudding)

-2 tazas de calabaza pelada sin pepitas cortadas en daditos

-2 cebollas

-1 huevo entero y 2 claras

-1 vaso de leche desnatada

-jengibre fresc0

-sal, pimienta

-sal de ajo

-nuez moscada

Salsa para acompañar

-yogur desnatado natural

-curry

005

Preparación

Pon el horno a calentar, mientras tanto saltea en un wok con un chorrito de aceite de oliva la calabaza y la cebolla. Mezcla en un bol el huevo y las claras, añade después la leche y una vez se empiece a dorar la cebolla del sofrito, retira del fuego y añade a los huevos, salpimenta, un poco de nuez moscada, ajo en polvo y media cucharadita de café de jengibre rayado. Unta un molde de silicona tipo pudding con aceite de oliva y añade esta mezcla. mete en el horno a temperatura media unos 30/40 minutos (depende del horno) pincha con un palillo, en cuanto salga seco estará listo el pastel. Yo para que no sea un plato muy calórico no añado queso, pero si tienes invitados y quieres que esté más rico, añade queso fundido y gratina.

007

Para darle el último toque de sabor mezcla yogur desnatado natural con curry (sé generoso) y sirve junto al pastel, en este caso lo he servido con canónigos, almendras y sésamo.

Esta receta es vegetariana, aunque gracias al huevo, rica en proteínas por lo que si quieres, añadiendo algunas verduras se puede comer como plato único. Si haces alguna de mis recetas puedes etiquetar tu plato en redes sociales con el hastag #auroravegacook

AURORA VEGA