Si hace diez años me hubiesen preguntado si sería blogger, la verdad es que no habría sabido que contestar porque en ese entonces no tenía ni idea de lo que significaba. Sí, ya utilizaba internet y entraba en páginas web, pero el término “blog” todavía no formaba parte de mi vocabulario.

Desde hace casi tres años, mi blog es un escaparate donde os muestro lo que es para mi la moda, cómo la vivo, los sitios que me gusta visitar y muchas de las cosas que forman parte de mi día a día. Hoy por hoy, no imagino mi vida sin él, sin esos momentos que paso delante del ordenador que me relajan tanto, vuestros comentarios y vuestro cariño. Y más recientemente, mediante mi nuevo canal YouTube donde os doy consejos sobre moda, belleza, así como tutoriales. Estoy recibiendo mucho más de lo que doy, cada vez que una de vosotras me deja un comentario diciendo que ha llevado a cabo uno de los peinados o que ha logrado combinar una prenda gracias a mis consejos de estilismo, en fin, sin palabras para describir lo que me hace sentir todo esto.

Pero bien es cierto que no todo son alegrías en el Mundo Blogger y que hay cosas que son tan gratificantes, pero de todo se aprende y de todo hay que sacar el lado positivo.

Una de las cosas por las que se critican entre bloggers últimamente es por el tema de asistir a ciertos eventos. Sí, ya sabéis esos eventos en los que una firma nos invita para inaugurar un local, presentar una colección o similar. Pues bien, por mi parte me declaro fan de este tipo de eventos, porque sólo el hecho de que esa firma se haya puesto en contacto conmigo y que cuente con mi presencia, es todo un honor, tanto si esa firma es low-cost como de lujo, eso a mí, la verdad que no me importa. Esto no quiere decir que acuda a todos los eventos que me invitan, pero sí acudo a los que me interesan. Hace poco en algún blog (si alguna sabe de cuál hablo, que me diga please) leí algo sobre un evento en el que las personas que lo organizaban, hablando entre ellas, decían algo así como que lo mejor era organizar un evento blogger, que con una botellita de agua estaban contentas y que luego hablaban del evento en el blog y que era la mejor forma de hacer publicidad de forma gratuita. En este post, estaba claro que en este caso nos “utilizaban” pero sinceramente, a mí este tipo de eventos me entretienen así que si quieren utilizarme, que lo hagan. Tengo muy claro que asisto donde me da la gana y que por supuesto, hablo del evento al que he asistido en el blog si de verdad me ha gustado y no por eso soy una pelota, porque esta es otra, mi blog no destaca por criticar, sencillamente si algo no me gusta no hablo de ello, ni lo publico. Para que yo acuda a un evento no me tienen que prometer un regalo, ni invitarme a cenar, ni darme un paseo en globo. Lo admito, soy una de esas bloggers que se conforma con una copita de cava y una conversación interesante con personas con tus mismas inquietudes. Y precisamente cuando menos esperas, es cuando más recibes.

No es ningún secreto que son muchas las marcas que se ponen en contacto con nosotras para ofrecernos obsequios, muchas veces de forma desinteresada y otras a cambio de salir en el blog.

A modo personal, no todos los regalos que me hacen salen en el blog, sólo los que de verdad se adaptan a mi estilo o los que aconsejaría aunque no me los hubiesen regalado y una vez más, el simple hecho de que una empresa se ponga en contacto conmigo para regalarme alguno de sus artículos, es un halago. Para este tipo de obsequios no hacen más que darme más material para mi blog, así que sólo me queda decir: GRACIAS

Bien si alguna decide publicar todo y cada uno de los regalos que recibe, también me parece bien, es su decisión y hay que respetarla, en este mundo blogger desgraciadamente está a la orden del día meterse en los asuntos de las demás y de verdad que no lo entiendo, a mí en particular, me falta tiempo para contestar vuestros comentarios como para perder el tiempo en criticar lo que hacen las demás ¿verdad?

Porque por criticar se critica hasta que las bloggers vendan la ropa que les regalan y lo que yo me pregunto es ¿a quién le importa?

 

Lo cierto es que este tipo de obsequios pueden ser llamados “colaboraciones” otro de los motivos por los que se critican entre bloggers. Y digo yo ¿que tienen de malo?

En la wikipedia, este es la  definición que se nos da de colaboración:

Genéricamente, es todo proceso donde se involucre el trabajo de varias personas en conjunto; para conseguir un resultado muy difícil de conseguir mediante el trabajo individual, ayudar a conseguir algo a quien por sí mismo no podría.

Y con esto, se desata otra polémica, que si algunas cobran por “colaborar” y son precisamente las que critican a las que cobran, las que no mueven un dedo a no ser que se las bonifique o que la marca sea de alto standing. En mi opinión, si una blogger por méritos propios o por su carisma ha conseguido tener una web con mucho tráfico ¿por qué no puede beneficiarse de ello?

Ni que les pagaran ellas ¿verdad?

De verdad, yo cuando leo un post, lo leo porque me gusta y no me pregunto si la ropa se la habrán regalado o si le habrán pagado, cuando veo las fotos de los obsequios tan maravillosos que les hacen a algunas bloggers le doy a “me gusta” y me alegro por ellas, flipo mucho con los comentarios rabiosos que deja mucha gente, en serio.

Cuántas veces habré hablado en el blog de Zara, Dior, H&M, Mango y mil marcas más, enseñando sus prendas ¡muchas!

En los últimos tiempos, prefiero desplazarme a una tienda local y enseñaros las tendencias a través de ellas que descargar las fotos de las tiendas online de Inditex, cosa que no digo que deje de hacer porque a veces os quiero hablar de alguna tendencia y no tengo tiempo de acercarme a ninguna tienda para documentarme.

Cada semana en mi bandeja de entrada me encuentro unas 10 propuestas de colaboraciones y son muy pocas las que al final llevo a cabo. No todo lo que te proponen las marcas es interesante y si antes decía que hay bloggers que para que acudan a un evento pretenden que las lleven de paseo en globo, hay marcas que quieren que redactes el post haciendo el pino, en ruso, en chino y todo por un obsequio que te llegará cuando las vacas vuelen valorado en 15$ ¿verdad que os han hecho alguna propuesta así?

Que si alguna sabe chino, ruso, no le importa hacer el pino y tiene una fe tan grande como para creer que las vacas vuelen, oye que lo intente, también me parece respetable y admirable.

Yo voy a seguir colaborando, porque me encanta poder ayudar a pequeñas y medianas empresas a tener más visibilidad y a cambio tener información de primera mano, ya sea de productos o de instalaciones y poder ofrecer en el blog información de vuestro interés.

Imagino que no soy la única que se ha topado con trolls o brujas porque para que llamarlas de otra forma.

Personas con o sin blog que se dedican a dejar comentarios desagradables o hacerlos en su propia web.

No lo entiendo, de verás porque a mí por lo menos el poco tiempo que tengo lo dedico a leer cosas que me gustan, como para leer y dejar comentarios en cosas que no me gustan.

Este tipo de personas sólo demuestran que envidian algo que ellas no tienen y por eso su batalla en contra. La experiencia me ha demostrado que las personas que actúan así sin motivo alguno, es porque necesitan hacer el trabajo de los demás de menos para que el de ellos se vea de más.

Y para finalizar este post que llevo redactando hace semanas y en esta tarde de domingo por fin he tenido tiempo de terminarlo, el tema de las egobloggers, pero no las que colgamos nuestros looks, las de verdad, las que cuelgan sus outfits y cuando ven alguno parecido dicen que las copian.

Todas nos documentamos en las mismas fuentes, nos inspiramos en las mismas revistas y es normal que coincidamos. Muchas tenemos nuestra particular forma de llevar ciertas prendas o complementos y si lo mostramos en un blog, no es para que nos digan lo guapas que estamos, por lo menos no es esa mi intención, es que las personas que lo leen puedan inspirarse de alguna forma con nuestros looks.

Cuando uno se repite mucho en este tema y se cree el ombligo del mundo y que todo el mundo hace lo que hace él, no demuestra más que inseguridades.

Y vosotras:

¿Qué pensáis de los eventos para bloggers?

¿Y de las colaboraciones?

¿Tenéis algún troll que os aceche?

AURORA VEGA