El pasado fin de semana, tuve el placer de disfrutar del mejor desayuno que se sirve en la isla en el hotel MARICEL. Aunque más que un desayuno, esta experiencia tiene todos los ingredientes para poder robarle el nombre de un magnífico brunch. Os he comentado alguna vez que esta comida se ha convertido en mi favorita, esa mezcla de desayuno/almuerzo que tan bien nos sienta cuando se nos han pegado las sábanas ¿verdad?

Terminamos de comer a las dos de la tarde y empezamos a las diez de la mañana, con eso, os lo digo todo. En fin, después de probar este, sin duda me declaro más fan si cabe de los brunchs, he puesto el listón tan alto, que no sé si probaré alguna vez algún otro que lo supere..

Tanto si vives en Mallorca, como si visitas la isla, te aconsejo que no dejes  escapar la oportunidad de disfrutar de este espectáculo gastronómico, para el que se necesita tiempo y que sólo admite relajarse y saborear cada plato. Puedes encontrar más info sobre el hotel MARICEL AQUÍ, así como los teléfonos para realizar tu reserva. El desayuno/brunch pueden servirlo en la terraza, donde lo tomamos nosotros, con espectaculares vistas al mar o en la misma piscina. Os recomiendo llegar sobre las diez.

En primer lugar, te sirven una degustación de zumos naturales…

de izquierda a derecha: zumo de naranja, de melocotón rojo con fresas y piña

A continuación, una degustación de yogures y frutas:

de izquierda a derecha: yogur natural con mermelada de fresa, crema de chocolate, piña en reducción de zumo de naranja, melón en reducción de zumo de naranja y toque de hierbabuena y brocheta de frutas

A estas alturas, ya estaba casi llena y justo llegaron las tostadas y variedad de mermeladas y mantequillas:

tostadas de panes variados

de izquierda a derecha: mantequilla de chocolate blanco y pistacho (un pecado, os lo digo… pero de los gordos!), mantequilla de naranja, de aceitunas, mermelada de naranja y mantequilla de salmón, de la que no dejé rasto! jaja

En este momento, ya espera mi café con leche… con la panza llena y una sonrisa de oreja a oreja, disfrutando de la compañía de unos amigos y un espléndido día, hasta que la camarera nos comentó que quedaban tres platos más…

Una tabla de mini snacks salados, algunos típicos de las Baleares, que estaban deliciosos…

de izquierda a derecha: cocarroi (repostería típica de las islas rellena de verdura y  pasas), crujiente de chistorra, sandwich trufado y galletas de Inca (una galletita salada típica también de Mallorca) con sobrasada

Serían las doce y media y nos sirvieron una copita de vino tinto con el siguiente plato que nos sentó fenomenal!

huevo cocinado a baja temperatura sobre crema de coliflor, servido con pan de pimiento rojo

Y por último, los dulces… que todos esperábamos el croissant y el café! jajaja que estamos más acostumbrados a verlos en un desayuno…

de izquierda a derecha: leche con chocolate blanco y menta, chocolate, infusión, zumo y capuccino

Repostería

Que os parece?… yo me muero de ganas de volver!

Para la ocasión, me puse un vestido con bajo desigual, que ya habéis visto por aquí antes y que estoy explotando este verano:

vestido, pulseras calaveras: Aurora Vega SHOWROOM

collar: ZARA SS12

clutch: H&M old

sandalias: ZARA old

El collar, fue un regalo de mi hermana que me hizo mucha ilusión, llevaba tiempo detrás de él y combina con casi todas las adquisiciones que he hecho esta temporada…

Un experiencia inolvidable, os lo aseguro!

Y vosotras…

¿me recomendáis algún desayuno o brunch de este tipo?

AURORA VEGA