Ahora con el buen tiempo he recuperado la sana costumbre de empezar el día con un greensmothie, tengo que reconocer que con el frío, me apetece más un café o un vaso de leche de avena calentita con canela para empezar el día. Más o menos cada mes voy cambiando los ingredientes, a veces, me aburro antes… La combinación que estoy tomando ahora es la siguiente:

Ingredientes (para un vaso grande de greensmoothie)

1 pera, un puñado de kale, un kiwi, un puñado de uvas, dos rodajas de jengibre fresco pelado, medio vaso de agua

Preparación:

Bien sencilla, todo a la batidora hasta que se quede bien batido y listo. Un dato importante es que las uvas, las echo con la pepita, al final, ni se notan y no sabéis la cantidades de antioxidantes que llevan, hay que tomarlas sí o sí, el kale, por lo general, me cuesta bastante, así que tiene que ser con frutas más dulces como las peras.

Para empezar el día con un batido verde, me quedaba corta en proteínas, así que este mes he empezado a tomar espirulina.

La había intentado introducir en los batidos pero el sabor no me gustaba demasiado, así que esta opción en cápsulas de Plastimea me parece perfecta. Sus productos están fabricados en Francia, son 100% naturales y no están testados en animales. Sobre las propiedades de la espirulina os cuento que todo lo que hace por nuestro cuerpo, es bueno. Es un alga que posee un 65% de proteína, mucho más digerible que la proteína de la carne o la soja. Es rica en triptófano lo que hace que ayude al sistema nervioso, la relajación y el sueño. Contiene numerosos minerales y vitaminas y es un almacén de clorofila, una cosa que ayuda y mucho al aparato digestivo. La clorofila también tiene propiedades de desintoxicación, eliminando los metales pesados del cuerpo. Y podría contaros más pero lo que hay que hacer es tomarla, cuando llevas una semana ¡ya se nota!

COMPRA ESPIRULINA PLASTIMEA EN AMAZON 

AURORA VEGA