Había dejado pasar mucho tiempo desde mi última visita a la capital, así que cuando mi amiga Grego me dijo de escaparnos unos días, no pude resistirme, Madrid y ella, menuda combinación. Me pasé todo un mes preparando un planning donde separé por zonas todo lo que quería visitar, los restaurantes que quería probar, las tiendas que quería conocer… Mi Evernote está lleno de notas de sitios interesantes a los que algún día iré y sitios de Madrid, bufff tengo una larga lista. Así que gran maleta en mano y con la mejor compañía, el finde pasado estuve en Madrid y ¿sabéis qué? como es habitual, la improvisación fue la que ganó la batalla y ¿os acordáis del planning? pues no hubo manera de llevarlo a cabo. Aún así, lo pasamos genial y me alegro de no haber tenido tiempo para lo que estaba previsto y de haber tenido la oportunidad de haber vivido lo imprevisto. Madrid, me gustas.

No aparecí por la MBFW, en su lugar, quedé con grandes amigos, visité Madrid sin reloj, desconecté del teléfono, del mail, de las llamadas y usé eso que tanto me gusta del Carpe Diem. En definitiva, lo pasé en grande.

el retiro

el retiro

el retiro

el retiro

el retiro

el retiro

el retiro

el retiro

el retiro

el retiro
el retiro

Si os digo que nunca había paseado por El Retiro -y sobre todo los que me conocéis un poco- puede que no me creáis, pero así es… o era, porque el lunes tuve la oportunidad de conocer este mágico lugar que se ha convertido desde ya en uno de mis preferidos en la capital. Una vez entras, estás en otro sitio, de repente, la gente va a otro ritmo, les cambia la cara, como en un cuento de hadas, la banda sonora la ponen los pájaros y se respira de una forma que cuesta creer que estés en Madrid. Un espacio donde se realizan cantidad de actividades y que actúa de mucho más que de pulmón de la ciudad, yo diría que también es el corazón…

De mis tres noches en Madrid, dos salimos a cenar y a tomar algo, las únicas ocasiones en las que me puse tacones, el resto del viaje, por primera vez, ha transcurrido en zapatillas. Y Madrid en zapatillas se ve diferente. La comodidad ha sido la clave de este viaje, looks muy parecidos a los que llevo en la foto son por los que he apostado. Prendas que se metieron en la maleta para llevarse por separado, pero que el último día decidí combinar juntas. Los jerseys cropped me encantan, pero no todos mis pantalones y faldas son de cintura alta -una ya no tiene edad para enseñar la tripa- así que para poder llevarlos más a menudo, los utilizo en superposiciones como esta.

el retiro

el retiro
el retiro

el retiro

el retiro

 blusa, mochila y gafas Stradivarius AW15/16

abrigo y jeans Bershka AW15/16

jersey Tally Weijl a la venta en Raza Clubber

sneakers Mango AW15/16

En los próximos días os contaré mis preferidos en este viaje, lugares en los que he repetido y otros que me ha encantado descubrir.

fotos: Grego Romera

AURORA VEGA