Mantener una buena higiene de las manos. Los microorganismos de contagio pueden estar en pomos, agarraderas del bus, teléfonos… etc y un lavado adecuado con jabón sobretodo antes de manipular alimentos, puede evitar que estos microorganismos penetren en nuestro cuerpo.

Evitar espacios cerrados con mucha gente. Evita el BUS, centros comerciales, aglomeraciones… etc.

Ventilar vuestras habitaciones. De esta forma los microorganismos no se concentran.

No abusar de los medicamentos, ni automedicarse. Si los utilizamos cuando realmente no hacen falta, los microorganismos se hacen resistentes a ellos y es más difícil eliminarlos.

Cuidar la alimentación. Rica en alimentos vegetales naturales y vitamina C, bebe mucho zumo de naranja natural, kiwis y fresas.

Mantener el grado de humedad ambiental adecuado. Es decir, evita en la medida de lo posible lugares con calefacción, que resecan las fosas nasales y de no poder evitarlo, utiliza humidificadores.

NO FUMAR, ni estar en lugares donde se fume.

Reducir el estrés. La tensión y el nerviosismo merman las defensas y por lo tanto no es nada beneficioso para combatir la gripe. Una actitud positiva, siempre es buena, incluso para nuestras defensas…

Y si como yo, ya has caído en sus garras…

Dejar descansar el cuerpo. El cuerpo necesita toda su fuerza para combatir la enfermedad, por lo tanto, la gripe requiere descanso en cama.

La fiebre es necesaria. La fiebre es un recurso que tiene el organismo para evitar que los virus de reproduzcan. Es normal sudar cuando se tiene gripe.

La tos es necesaria. La tos es un recurso que tiene el organismo para expulsar microorganismos.

Espero que con todos estos consejos logréis hacer frente a la gripe.

Fotos: Google